Hace poco el ministro de transporte de Cuba,  Adel Yzquierdo declaró que Rusia es un sostén fundamental para el desarrollo de transporte en La Llave del Golfo y que tienen planes que abarcan hasta el 2030.

En la sede de la embajada de Moscú ubicada en La Habana, Yzquierdo compartió con la prensa que “con los rusos vamos muy bien, como debe ser”, fueron sus palabras referente al tema de la llegada de las siete primeras locomotoras del modelo TGM8KM.

Agregando que las siete locomotoras serán el inicio de una colaboración, producto de un acuerdo al que se llegó con la compañía rusa Sinara y la Empresa cubana Proveedora General del Transporte.

El ministro de transporte de Cuba señaló que las locomotoras serán utilizadas en la zafra azucarera, otras rutas también se estarán acordando con Rusia, como son los autos de pasajeros y el ajuste de las líneas férreas.

Yzquierdo considera que lo más relevante que se acordó con el sector ferroviario fue la unión y la integridad que se tuvo desde el inicio, al igual que la preparación y creación de talleres.

En relación con el tema de los autos que Rusia proveerá a Cuba, el ministro resaltó lo importante que es para la isla este proyecto, puesto que favorecerá las zonas con menos desarrollo de comunicación.

En cuanto al tema de los ferrocarriles y los planes que estos conllevan para el 2030, Yzquierdo lo toma como lo ‘básico y lo más importante”, ya que este sector ayudará a duplicar las cargas, al igual que aumentará el número de pasajeros.

El ministro también compartió la noticia de que gracias al cumplimiento realizado en contratos anteriores, Cuba recibió dos mil camiones rusos Kamaz y está a la espera de más de 300 vehículos de la marca Lada, modelo Vesta. Para el cercano 2018, entre los dos países lazarán más proyectos que actualmente ya se están concretando.