La decisión de vender un carro muchas veces se convierte en el ojo de un huracán que solo trae consigo más preocupaciones, problemas o nuevas decisiones que tomar, resultando en definitiva en un verdadero dolor de cabeza que deja exhausto a más de uno en el proceso. La mayoría incluso prefieren dejarlo en manos de los corredores pensando que las cosas serán más simples, sin reparar en que este podría ser un nuevo problema.

Vender un auto de uso no tiene por qué ser complicado, con la adecuada organización y una pequeña investigación de cómo hacerlo el proceso puede simplificarse y obtener el mayor beneficio posible. Estos sencillos consejos podrían ayudarte a través del camino:

  1. Determinar el valor real del vehículo y sopesar todo el esfuerzo que será dedicado en el proceso con las ganancias que en definitiva se obtendrán. De este balance puede concluirse que es preferible, quizás, delegar en un corredor.
  2. Preparar, reunir y tener lista toda la documentación relacionada con los trámites legales que involucran la compra-venta, de esta manera cuando se haya llegado a un acuerdo definitivo entre vendedor y comprador no habrá que dilatar más este proceso.
  3. Tener el auto listo es muestra de que su dueño se ocupó y cuidó de él debidamente, volviéndose más atractivo para los potenciales compradores, por eso antes de tomar fotos que detallen el estado actual tanto exterior como interior, es fuertemente recomendable realizarle una limpieza general al mismo: lavar y encerar el exterior del auto, limpiar las llantas y los neumáticos, limpiar las ventanas por dentro y por fuera, aspirar el suelo, los asientos y el maletero, cambiar o lavar bien las alfombras, entre otras.
  4. Una vez que el auto ha sido limpiado profundamente y se le han arreglado los pequeños detalles de estética, tomar la mayor cantidad de fotografías para publicitarlo posteriormente y atraer a los potenciales compradores. Es recomendable hacer fotos en el exterior del frente, de la parte trasera y de ambos lados para que se vean las condiciones generales de la carrocería; del interior de los asientos delanteros y traseros, del maletero, la pizarra y el piso con sus alfombras; de los llantas y neumáticos y de los motores. Mientras más fotos se hagan que demuestren el estado real del auto más beneficios podrán obtenerse.
  5. Encontrar la forma adecuada para publicitarlo, la mejor manera es encontrar un clasificado en línea al que accedan muchas personas y en el que se puedan encontrar los mejores potenciales clientes. Aquí es donde juega un papel importante www.autocubana.com.
  6. Hacer un buen anuncio es fundamental para atraer posibles compradores. La garantía para hacerlo correctamente se basa en conocer detalladamente el auto por dentro y por fuera y hacer una descripción exhaustiva que propicie además una buena impresión por la precisión de los detalles. Es importante tratar de incluir la siguiente información: un posible precio y si es final o negociable, las condiciones del vehículo tanto técnicas como físicas, cualquier historial de accidentes o daño actual, modificaciones que se le han realizado, reparaciones recientes, año de fabricación.
  7. Una vez que se ha realizado el anuncio, responder cualquier pregunta o duda que solicite cualquier posible comprador, intentar discernir entre los más serios y darle incluso más detalles de los que solicite.
  8. Si algún posible comprador hace el esfuerzo de ver personalmente el auto, hacer todo lo posible para materializar la compra, resaltando todas las cosas positivas que obtendrá con la compra, sin engañarlo.
  9. Si hubiera un interés real por parte del comprador, hablarle del precio del carro, si fuera definitivo bajo ningún concepto ceder ante una solicitud de rebaja, si fuera negociable dejarle saber en ese momento hasta cuánto podrá bajarse el precio. En cualquier caso, se recomienda poner un precio por encima del valor esperado.

Esta lista no es la garantía para vender su auto en dos días, es la garantía de que las cosas le irán mejor, sin provocarle contratiempos, el día que quiera aventurarse en poner a la venta un auto de su propiedad.